Y?? que pasa ahora?

Cristiano Ronaldo no encuentra respuesta a la falta de gol que pasa el y el equipo merengue.

El Real Madrid de José Mourinho dio un paso atrás en su progresión y fue incapaz de superar a un recién ascendido Levante, al que dominó con claridad en el centro del campo, pero cuya defensa se convirtió en infranqueable ante la escasa movilidad y precisión de los delanteros blancos.

A pesar de que dispuso de algunas ocasiones de gol y de que el Levante apenas se acercó al área de Casillas, el Real Madrid fue incapaz de anotar un solo tanto ante el equipo más goleado en lo que va de campeonato.

Los primeros cuarenta y cinco minutos, como cabía esperar, fueron un monólogo del Real Madrid, que llegó sin demasiadas complicaciones al área del Levante prácticamente en cada posesión.

Sin embargo, sus jugadores perdían movilidad y velocidad a medida que se acercaban a los últimos metros, lo que les impidió hacer efectiva su gran superioridad en el resto de líneas.

Quizá el mayor mérito del conjunto local en la primera mitad fue precisamente la defensa en superioridad que planteó en las bandas, que impidió tanto a Ronaldo como a Di María buscar diagonales para romper las líneas.

La apabullante posesión de la que disfrutó el Real Madrid y los enormes esfuerzos defensivos que exigía el planteamiento de Luis García Plaza supusieron un gran desgaste para el Levante, que sin embargo no pareció acusar en exceso.

Prácticamente todos los delanteros del Real Madrid tuvieron alguna buena ocasión en este primer tiempo. El primero fue Higuain en el minuto 11, que no acertó a rematar un buen centro de Marcelo desde la banda izquierda.

Instantes después, una vistosa combinación entre Ronaldo y Di María dejó en clara ventaja al argentino frente a Reina, pero el meta malagueño estuvo rápido.

Quizá la mejor ocasión del conjunto que dirige Mourinho la tuvo su compatriota Ronaldo en el minuto 38, al cabecear un centro que le llegó desde la banda derecha. El meta local estuvo de nuevo acertado.

Al Levante apenas le duró el balón un par de pases, de modo que únicamente dispuso de una ocasión. Fue una falta en la frontal del área de Casillas que Nacho González estrelló en la barrera.

Tras el paso por los vestuarios, el Real Madrid exhibió los mismos defectos, es decir, escasa precisión y velocidad en los metros finales, aunque multiplicados, y esto le costó un par de sustos, pues el Levante encontró una brecha por la banda izquierda y Juanlu y Rubén pudieron llevar cierto peligro al área de Casillas.

El conjunto valenciano se empeñó en alterar el guión previsto y, en lugar de retrasar la línea defensiva para compensar la pérdida de fuelle, se vació en las ayudas para complicarle las cosas en extremo al Real Madrid.

El encuentro entonces se volvió más rápido y atractivo, pero ni el Real Madrid hizo gala de su condición de equipo más goleador del campeonato, ni tampoco el Levante fue el ‘novato’ de las dos primeras jornadas, en las que recibió ocho goles.

La salida del campo de Di María hizo perder al Real Madrid la escasa mordiente que tuvo en los primeros minutos, de modo que entraron en juego los ‘cañoneros’ Ronaldo, Alonso y Khedira, aunque también sin fortuna.

Con el paso de los minutos, el Levante trató de amarrar por todos los medios el empate y reivindicar su condición de equipo de Primera División, aunque ello conllevó un buen número de acciones bruscas e interrupciones del juego

Pese a los cambios introducidos por Mourinho, el Real Madrid apenas modificó su juego. Siguió controlando la posesión y se aproximó siempre con facilidad al área del Levante, pero ninguno de sus delanteros supo desmarcarse con éxito o desbordar a la defensa en el cuerpo a cuerpo.

Tan sólo Pedro León, que hoy regresaba al que fue su estadio (el fichaje más caro que ha realizado el Levante en toda su historia) superó con claridad a su par y sirvió algunos centros de calidad en los últimos instantes de juego. Pero ni Benzema pudo aprovechar sus servicios ni él mismo estuvo acertado en los remates de que dispuso.

Prácticamente a la desesperada, y fruto de varios rebotes, el Real Madrid dispuso de algunas ocasiones en los instantes finales, especialmente una clarísima de Higuaín que sacó Reina in extremis, aunque todas ellas sin ningún orden ni criterio.

ESPN DEPORTES.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: