El Gamper se queda en casa…


El Barça ha ganado su Trofeo en los penaltis, con Pinto como héroe. En los noventa minutos anteriores, los azulgrana, de menos a más, habían impuesto su fútbol. Villa se ha estrenado como goleador en la reanudación y Inzaghi ha establecido el empate.

Barça y Milan, dos equipos enormes sin la tensión competitiva habitual, han rubricado otra inolvidable Fiesta del Gamper. Para el recuerdo quedará el impactante homenaje que ha recibido Ronaldinho en los instantes previos y los goles de Villa y Inzaghi, todos en la segunda parte. En un Camp Nou a rebosar, los de Guardiola han ido ‘in crescendo’. Se han mostrado muy superiores a un rival que ha equilibrado el resultado en una acción aislada. El Trofeo se ha sorteado en los penaltis y el Barça, con un Pinto estelar, ha salido vencedor.

Ganas de vibrar más

El arranque culé en el Gamper no ha tenido nada que ver con el de la vuelta de la Supercopa de España, de cuatro días atrás. Contagiado por el bajo ritmo de juego del Milan y posiblemente afectado por el fuerte bochorno, el once novedoso del Barça ha dominado desde el principio, pero le faltaba profundidad. A los laterales (Adriano y Abidal) y a la segunda línea (Iniesta y Maxwell) les costaba llegar.

La afición culé quería seguir la juerga y, pasados los veinte primeros minutos, se ha alzado con las dos primeras oportunidades, originadas en las bandas y culminadas con remates demasiado forzados por unos incisivos Villa y Ibra. El sueco, muy aplaudido, ha marcado un gol como el histórico de Cruyff contra el Atlético de Madrid 1973, aunque ha sido anulado por un fuera de juego riguroso (min 26).

Afinando la puntería

El Barça se estiraba. Para inquietar de verdad al portero Amelia sólo le quedaba sortear la trampa del fuera de juego que le preparaba la adelantada defensa milanista y afinar la puntería. En el otro lado, Pinto no recibía noticias de la delantera italiana, con Ronaldinho con libertad de movimientos por detrás de Huntelaar y Borriello. Los cambios del descanso, tres de los catalanes y cuatro en las filas transalpinos, auguraban una inyección de aire fresco para la segunda mitad.

‘Killer’ Villa

Villa sólo ha tardado un minuto en estrenarse como goleador azulgrana. El asturiano se ha situado como delantero centro después de la sustitución de Ibra y ha resuelto con el exterior un preciso centro de Adriano desde la izquierda. La entrada de Alves, Thiago y Bojan había dotado al equipo de más verticalidad y movilidad. A pesar de las interrupciones por los numerosos cambios, la intensidad crecía. El equipo afrontaría la última media hora con una cara completamente diferente. Únicamente Pinto y Adriano se mantenían desde el inicio.

Empate sorprendente

En su primera opción franca en todo el encuentro, el Milan igualaba gracias a una magnífica volea de Inzaghi. El 1-1 ha provocado la reacción inmediata de los locales. El portero Roma ha evitado que Pedro (min 70), Thiago (min 77) y Messi (min 87 y 93) deshicieran el empate. El fin de fiesta llevaría más emociones: Ronaldinho se ha llevado una nueva ovación del Camp Nou al ser sustituido y la ola ha invadido las gradas. Sin más goles, el Trofeo se decidiría en los penaltis.

Desde la Copa de 2009, ya se sabe que los nueve metros son territorio de Pinto. El portero del Barça se ha exhibido deteniendo tres de los cuatro penaltis del Milan. El Gamper es nuestro.

JGabriel28

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: